Inicio Actualidad Construcción sostenible: prácticas para una industria responsable

Construcción sostenible: prácticas para una industria responsable

“El sector de la construcción es uno de los más importantes de la economía; desde ese sitio puede convertirse en un aliado estratégico para contribuir a la lucha contra el cambio climático”, dicen desde la empresa chilena Volcán.

588

Según publica la Universidad Europea, una construcción sostenible es aquella que se caracteriza por ser respetuosa con el entorno y estar adaptada a sus condiciones; que ahorra recursos mediante la utilización de materiales de bajo impacto ambiental y social a lo largo de su ciclo de vida y que minimiza el consumo energético gracias a la bioconstrucción, garantizando el bienestar del entorno y sus usuarios, las personas.

Pero, ¿por qué existe la tendencia? De acuerdo a un informe de Naciones Unidas, la construcción y el uso de edificios continúa siendo responsable de más del 34% de la demanda energética, y cerca del 37% de las emisiones de CO2 relacionadas a la energía y sus operaciones. Un contexto que no solo invita a reflexionar, sino también a actuar desde ya.

En el caso de la industria, gran parte trabaja a nivel mundial con un nuevo enfoque, donde el centro de la operación es el cuidado del medioambiente. “El sector de la construcción es uno de los más importantes de la economía; desde ese sitio puede convertirse en un aliado estratégico para contribuir a la lucha contra el cambio climático, demostrando que sí se pueden incorporar acciones claves para garantizar la sostenibilidad en los procesos de producción y la propuesta de valor entregada”, comentan desde la empresa de soluciones constructivas sostenibles, Volcán.

En la ruta para la sostenibilidad, la compañía chilena, por ejemplo, ha implementado una serie de tácticas y planes. Aquí el detalle de cinco prácticas referentes y divididas por eje:

1.-Electromovilidad: Actualmente casi el 100% de los equipos móviles de su planta Quitalmahue cuenta con vehículos que utilizan energía eléctrica para su desplazamiento. Opera con cuatro baterías de litio en su planta Aislantes Volcán. ¿Los beneficios? Cero emisiones de partículas contaminantes y menores residuos peligrosos, pues no requieren lubricantes ni filtros.

2.- Logística optimizada: A través del sistema Beetrack, que optimiza la planificación de rutas, la marca puede garantizar entregas oportunas y ahorrar costos al reducir los kilómetros recorridos.Con menos camiones en la carretera se disminuyen significativamente las emisiones de carbono.

3.-Gestión de residuos: Volcán separa y recicla los embalajes no domiciliarios como plástico, cartón y vidrio. Igualmente, toda la chatarra generada es reciclada y más de 264 toneladas de pallets tuvieron un nuevo uso el año 2022. Sin duda, la acción genera menos contaminación ambiental y cumple con la legislación vigente.

4.- Declaración ambiental de productos: Consiste en un análisis que proporciona información precisa y verificable sobre el impacto de sus productos. ¿El objetivo? Que los profesionales de la construcción tomen decisiones informadas a la hora de escoger los insumos para sus  proyectos, sus componentes y sus ciclos de vida.

5. Reducción del consumo energético: Trata de estrategias para la gestión de la energía (gas y eléctrica), instalando, por ejemplo, intercambiadores de calor, logrando así, ahorro en el consumo de gas de su planta de Lampa.