Inicio Actualidad ‘Grating’, ¿sabemos cuán seguro es lo que pisamos día a día?

‘Grating’, ¿sabemos cuán seguro es lo que pisamos día a día?

Un grating o rejilla es lo que pisamos cada día y que nos separa de quizás una muerte segura. El cumplimiento de los nuevos requisitos y prioridad técnica es algo importante de recordar.

381

“En pleno bandejón de la Alameda en Santiago la gente suele transitar por estas parrillas de piso, mientras abajo se ven los vagones del metro en movimiento. Menciono esta cotidianidad para reflejar lo importante que es la implementación y el montaje del grating; con esto aseguramos la vida de las personas”, comenta el profesional Claudio Espinoza.

Espinoza, subgerente comercial de Proindar, filial del Grupo Arrigoni que fabrica y distribuye parrillas de piso de acero en Chile, señala que gran parte de las obras industriales que involucran estos pisos son anteriores a la norma NCh3572, siendo, por tanto, susceptibles al incumplimiento de los nuevos requisitos y la prioridad técnica.

“Por lo mismo el montaje del grating es fundamental; siempre debe estar en manos de expertos; desde ingenieros hasta especialistas instaladores del piso”, precisa el ejecutivo.

“Una parrilla de piso puede estar certificada en su tabla de cargas, materia prima, fabricación y sistema de recubrimiento para su cometido final, pero si se instala en el sentido incorrecto respecto de sus apoyos, puede verse reducida en menos de un 50% de su capacidad de carga nominal, exponiendo a los transeúntes a un inminente accidente por colapso estructural, sorpresivo o aparentemente inexplicable”.

Acero y normas en la construcción

En todas las infraestructuras, que habitualmente utilizamos, está presente el acero:  vías y autopistas, aeropuertos, hospitales, edificios, viviendas, etcétera, ya sea como refuerzo del hormigón, cubiertas, revestimientos, pernos y  parrillas de piso. El nuevo Aeropuerto Internacional de Santiago utilizó más de 24 mil toneladas de acero de refuerzo y otras 20 mil toneladas de acero estructural en el edificio, y el futuro Puente Chacao (en 2025) demandará más de 34 mil toneladas del material.

Particularmente, el acero nacional ha demostrado, por ejemplo, un excelente comportamiento ante eventos sísmicos debido al cumplimiento de las normas que regulan el diseño sísmico y los requisitos de desempeño mecánico, “los cuales van de la mano con la filosofía del cálculo estructural plasmado en los códigos de diseño”, aseguran desde Aceros AZA, compañía nacional que produce uno de los aceros con la huella de carbono más baja de la industria.

Las normas en la materia son obligatorias y están citadas en los códigos de construcción. Enumerando, existen: la norma NCh430, que establece los requisitos de diseño y cálculo para elementos y estructuras de hormigón armado, la NCh433 para el diseño sísmico en edificios y la NCh2369 para el diseño sísmico de estructuras e instalaciones industriales. Están también la NCh 427 para el cálculo de estructuras de acero; la NCh203 para el acero estructural, la NCh204 para las barras de refuerzo en hormigón y la NCh428 para las construcciones en acero.

Cabe destacar que las normas y el reglamento para la construcción de infraestructura crítica fueron revisados y actualizados después del gran terremoto del 27F de 2010 para otorgar mayor seguridad. En 2017 se publicó, además, la norma NCh3572 para la fabricación y uso de parrillas de barras de acero al carbono, asimismo para las parrillas de piso y peldaños, más conocidas en construcción como grating, enrejillado o emparrillado.