Inicio Actualidad Hoy es el día de la cerveza…y no todas son para veganos

Hoy es el día de la cerveza…y no todas son para veganos

En el proceso de clarificación de las cervezas generalmente se utilizan ingredientes de origen animal como la gelatina, procedente de huesos, tendones y ligamentos de cerdos y bovinos, o la denominada ‘cola de pescado’, que en realidad es la vejiga natatoria de los peces.

763

Increíblemente esta fecha, 6 de agosto, como día mundial de la cerveza, la bebida alcohólica mas consumida en el mundo, solo partió en 2007.

La verdad es que se celebra cada primer viernes del mes de agosto gracias a la idea de un pequeño bar de Santa Cruz, California. La celebración llamó tanto la atención que actualmente se celebra por todo el mundo, incluyendo 207 ciudades, 50 países y 6 continentes. Y va en aumento, según el sitio web El Día Internacional De (excelente idea hacer un sitio que explique todas las fechas relevante, por cierto)

Pero desde la Fundación Vegetarianos Hoy advierten que no todas las cervezas son libres de contener productos de origen animal.

Cada vez más personas deciden dejar a los alimentos de origen animal fuera de su alimentación. Así que, por lo general, cuando se empieza una alimentación basada en vegetales, los alimentos que se suelen quitar son los obvios: carne, queso, lácteos y huevo. “Lo último que se piensa al beber una cerveza es si es o no apta para veganos. Claro, cuando tiene un aditivo evidente como la miel o leche es fácil asumir que no lo es” comenta Ignacia Uribe, CEO de la ONG internacional Fundación Vegetarianos Hoy.

En el proceso de clarificación de las cervezas -que consiste en eliminar sedimentos que se liberan durante la fermentación y quedan flotando- generalmente se utilizan ingredientes de origen animal como la gelatina, procedente de huesos, tendones y ligamentos de cerdos y bovinos, o la denominada ‘cola de pescado’, que en realidad es la vejiga natatoria de los peces. Incluso algunas cervezas llevan claras de huevos o emplean glicerol, pepsina o lactosa, ingredientes que también podrían ser de origen animal.

Lo lamentable de esto es que la legislación no está obligada a detallar el uso de estos agentes en las etiquetas, ya que se considera un elemento de acción en la cerveza, pero no un ingrediente. Solo algunas marcas lo indican cuando utilizan clara de huevo, por ejemplo, por un asunto de alergia alimentaria. En este sentido, Uribe añade que “existen numerosas marcas y servicios que utilizan un sello o símbolo basados en su imagen como ‘producto vegano’ sin serlo en su 100% o sin estar certificados; es nuestra responsabilidad como consumidores reconocer los sellos verdadero y pedirle a las empresas que quieran usarlos, que se certifiquen”.

Pero ¿cuál es la alternativa para los veganos?

Hoy ya existen sistemas más modernos para eliminar esos residuos sin incluir animales en ellos. Para estos casos y para ser más transparentes con los consumidores, es que existen sellos que certifican productos aptos para veganos. “La gran importancia de las certificaciones veganas, radica en que a nivel mundial no existe una definición legal de lo que significa ‘vegano’, por lo tanto, cualquiera puede ponerle ese atributo a un producto sin que realmente lo sea” explica Uribe.

Fundación Vegetarianos Hoy otorgada en Chile y otros países de Latinoamérica dos certificaciones: Sello Vegano, creado en 2013 por la misma ONG y Sello V-Label, certificación vegana de origen suizo que se ha convertido en el símbolo vegano más utilizado a nivel mundial con más de 40.000 productos certificados. Ambos garantizan que el producto es totalmente libre de ingredientes de origen animal.

Las empresas o marcas que certifican sus productos, como Cerveza Raíces, que cuenta con el Sello Vegano, otorgan transparencia y claridad para sus consumidores. Esto es una garantía para las personas veganas y vegetarianas, ya que tienen una referencia fiable a la hora de comprar, sin la necesidad de leer cuidadosamente las etiquetas o confiar en rotulaciones que se aplican bajo distintos criterios. “Cada día más consumidores en Latinoamérica y el mundo exigen el respaldo de una certificación” finaliza Ignacia Uribe.