Inicio Negocios Imprentas se reinventan en un mundo digital

Imprentas se reinventan en un mundo digital

El negocio imprentero no es el mismo de hace unos años. Pero las firmas del sector apuestan por innovación y cuidado ambiental para mantenerse a flote.

331

Hoy todo es electrónico y el rol del papel impreso se ha relegado bastante, desde las boletas o facturas hasta libros y especialmente diarios y revistas, el pdf o el formato digital y las webs lo han desplazado.

En Chile, el sector ha innovado y se ha enfocado en nichos que permiten la rentabilidad, como el de las etiquetas de productos, especialmente vinos.

Pero también adhieren a iniciativas que buscan el ahorro de recursos y la economía circular, como los Acuerdos de Producción Limpia (APL) que han estado firmando con el gobierno. Especialmente ahora, que se acerca la vigencia de la denominada responsabilidad extendida del productor, o Ley REP, que buscará el reciclaje y reúso de los envases y embalajes.

Aunque el sector se ha vuelto cada vez mas B2B, porque sus clientes son otras empresas y no el consumidor final, sí vale la pena rescatar las iniciativas que buscan proteger el medio ambiente en base al ahorro de recursos.

Asimpres (la agrupación de firmas del sector imprenta) suscribió en enero de este año un segundo Acuerdo de Producción Limpia de la Industria Gráfica, junto con la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático, el Ministerio de Energía y el Ministerio de Medio Ambiente. Con esto, las 36 empresas gráficas –de impresión y packaging– superaron un exigente proceso de certificación en el que lograron importantes eficiencias y ahorros en su producción.

Esta certificación garantiza condiciones productivas, ambientales, de higiene y de seguridad laboral de los equipos de trabajo, además de la eficiencia energética en el uso del agua y la adecuada gestión de los residuos producidos por las empresas.

Esto supondrá un ahorro anual de $1.443 millones por un aumento de reciclaje y valorización de residuos y menor consumo de energía.

Una de las firmas que ha adoptado este APL es AMF etiquetas, que justamente fue distinguida entre sus pares en enero pasado, debido a su gestión y compromiso social por la Asociación de Industriales Gráficos en su encuentro anual: “Descifrando las claves del 2021”.

La firma, representada por su gerente general Juan Ignacio Molina, es parte del grupo de empresas AMF con más de 75 años en la industria gráfica en Chile. Nace en 2009, con el objetivo de desarrollar y potenciar la división de negocios de etiquetas y el desarrollo de diferentes soluciones gráficas para envases de consumo masivo y le dijo a Cofibreik parte de su visión y desafíos.

En un mundo que avanza hacia lo digital, como ha cambiado el negocio de imprenteros, a qué se orientan hoy, cómo se reinventan, cuando quedan cada vez menos revistas, diarios, no se pegan afiches, ¿quiénes son hoy sus clientes y cuáles son los desafíos gremiales?

Vemos principalmente la integración de la información y conceptos de vida,  con la nueva era digital, vemos como la digitalización te permita integrar procesos a los mismos procesos de impresión, en el caso nuestro las etiquetas por ejemplo, acortar los plazos de entrega amarrándose a esta nueva era digital, o generando apoyo en la información para que los clientes por ejemplo las viñas puedan ser más eficientes al momento de vender sus productos a sus clientes finales.  

Así como muchos otros casos vemos el futuro digital para la imprenta una amenaza, en otros casos puede ser impresión en el mismo lugar y ser una gran ventaja o solución, más que una gran imprenta buscar sectores e impresión locales pequeños, el caso de los libros a pedido, por ejemplo, en la misma librería, en España existe: se busca en una nube el libro que quieres comprar, se paga y en pocos minutos se imprime terminado en la misma librería. Por ahí vemos el futuro en el tema digital impresión e integración a las necesidades del mundo.

¿Han incursionado en la impresión 3D? ¿Es 3D el futuro de la impresión o lo diferencian de la impresión en papel (2D) como algo totalmente distinto?

No tiene nada que ver una de otra, lo que sí vemos para la impresión 3D es que puede ser un gran aporte para desarrollar prototipos o maquetas de envases por ejemplo donde el cliente puede probar diferentes medidas, con también aplicadas con etiquetas IN MOLD que van adheridas al mismo envase haciendo mejoras increíbles en disminuir los procesos de etiquetados, o ver productos o envases más fáciles de reciclar, al no tener que desprender la etiqueta

En resumen, veo la impresión 3D para nuestro caso de apoyo a desarrollo de envases, de poder armar prototipos antes de desarrollar el final Moock Ups de envases rígidos por ejemplo. Pero respecto de la impresión 2D es totalmente otro concepto, ya con las velocidades de impresión es un mundo completamente distinto.