Inicio Actualidad UE y 16 países de Latinoamérica ponen en duda transparencia de elecciones...

UE y 16 países de Latinoamérica ponen en duda transparencia de elecciones parlamentarias en Venezuela

Una cantidad importante de Gobiernos ponen en "jaque" la legitimidad de las elecciones parlamentarias celebradas en Venezuela, en las que el gobernante partido socialista logró el control del congreso, aunque con una afluencia de votantes menor a la esperada.

752

El primer Gobierno regional en poner cuestionar la transparencia del proceso eleccionario de la administración chavista fue Brasil; a la par, también otros países denunciaron lo mismo al emitir una carta conjunta; entre ellos se encuentran Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Guyana, Haití, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana y Santa Lucía.

Tras la declaración anterior, la Unión Europea (UE) se unió al grupo de naciones al desconocer los comicios, al sostener que no los considera libres y justos. También rechazó el resultado y pidió al presidente Nicolás Maduro que trazara un camino hacia la reconciliación nacional.

“Los resultados no pueden ser reconocidos por la Unión Europea”, dijo el máximo diplomático de la UE, Josep Borrell, en una rueda de prensa, leyendo una declaración conjunta de los ministros de Relaciones Exteriores del bloque europeo.

Borrell se negó a decir si la UE continuará respaldando al líder de la oposición, Juan Guaidó, quien es reconocido por más de 50 países como presidente interino de Venezuela, después de que el actual periodo parlamentario finalice el 5 de enero.

En tanto, el secretario de Estado de Estados Unido, Mike Pompeo, dijo que Washington seguirá reconociendo a Guaidó como el legitimo presidente de la nación sudamericana.

Por otro lado, en Caracas, Jorge Rodríguez, jefe de campaña del oficialismo y diputado recién elegido, dijo en conferencia de prensa que “la legitimidad (de los comicios) la dio el pueblo venezolano ayer al participar”. Agregó que Maduro cambió el domingo el centro electoral en que sufragó por medidas de seguridad. El presidente “es un ser humano amenazado de muerte (…) así que (…) el presidente y la primera (dama…) solicitaron cambio”.